Aprender con emoción

La Emoción Clave en el Aprendizaje

Mascota
La emoción en el aprendizaje

Autora: Ariana Abraham

¿Cómo impacta la emoción en el aprendizaje del inglés? Los últimos descubrimientos realizados por la Neurociencia, ciencia que estudia cómo aprende el cerebro, indican que el cerebro necesita emocionarse para poder aprender.

De hecho, hay una parte del cerebro que es el sistema límbico la cual se activa cuando nos emocionamos. Está area del cerebro desempeña un papel importante en el aprendizaje y la consolidación del nuevo aprendizaje. El cerebro emocional nos ayuda a memorizar a través de la emoción y la motivación. 

Por consiguiente, en este artículo me gustaría abordar el papel que las emociones juegan en el aprendizaje de una lengua extranjera y como la participación del sistema límbico puede mejorar la retención de información. Tener experiencias significativas y memorables que nos generen emociones positivas podrían afianzar los conocimientos aprendidos en la clase de inglés. 

Emoción + información= aprendizaje

Según el mayor referente de Neurociencia en España Francisco Mora, la emoción y atención van de la mano. El sistema límbico, en particular la amígdala, está involucrado en la regulación de las emociones. Cuando una experiencia o información está relacionada con una emoción intensa, como una emoción positiva o estresante, el cerebro tiende a prestar más atención a esa información. Esto significa que hay una tendencia a que las experiencias emocionales sean más memorables. Esta mejora de la atención facilita la retención de la información.

Por tanto, los momentos especiales compartidos en el contexto del aprendizaje de una lengua extranjera es un factor que probablemente afecte profundamente la capacidad del alumno de fijar nueva información en su cerebro.

Por otro lado, la participación del sistema límbico en experiencias emocionales puede llevar a la liberación de neurotransmisores como la dopamina. Estos neurotransmisores desempeñan un rol importante en la formación y el fortalecimiento de las conexiones sinápticas en el cerebro, lo que facilita la consolidación de la memoria a largo plazo.

 Así, establecer conexiones emocionales  entre los estudiantes y/o con el profesor en la clase de inglés hace que el aprendizaje quede impreso en nuestro cerebro con muchas más posibilidades de que el mismo pase a la memoria a largo plazo, y podamos hacer uso del mismo siempre que lo necesitemos y no que se vaya a la memoria de corto plazo y finalmente se pierda. 

La memoria emocional en el aprendizaje
Pexel

La emoción y su rol en el aprendizaje

Es por ello, que en Alive & Speaking buscamos que nuestros alumnos vivan momentos inolvidables en la clase de inglés! Nuestro equipo de profesionales es consciente que cuando el alumno se emociona y disfruta mientras recibe un aprendizaje, esa información será almacena de manera más solida en la memoria. Además, el sistema límbico también está relacionado con la motivación y la recompensa. Cuando vemos que una información tiene un valor significativo o una recompensa potencial, estamos más motivados para aprender y recordar esa información. Así pues, la emoción puede ser una fuente de motivación para aprender inglés. Experimentar situaciones en las que el idioma se utiliza de manera significativa para conectar con otros puede generar un deseo de mejorar las habilidades lingüísticas para poder disfrutar de más experiencias únicas y poder así vivir emociones nuevas.

De este modo, los  expertos indican que la memoria emocional juega un papel crucial en el aprendizaje. Los recuerdos asociados a momentos  emocionantes en la clase de inglés tienen un impacto más duradero en la memoria porque ya no solo se usa la parte del neurofrontal del cerebro en el proceso del aprendizaje que es la zona más racional del mismo, la cual se encarga de clasificar y organizar información, sino que además se ve involucrada la parte límbica del cerebro que se encarga de regular las emociones. A mayor número de áreas del cerebro activas durante este proceso, mayores posibilidades de hacer ese aprendizaje propio.

En resumen,  cuando nos emocionamos en el proceso de aprendizaje de una lengua estamos conectando la información con las emociones y la motivación. Esto hace que se aumente la probabilidad de retener y afianzar nuevos conocimientos. Cuando se asocian emociones positivas  como reírse o disfrutar de una experiencia única con el uso de una lengua extranjera, más fácil la retención de nuevo vocabulario y estructuras gramaticales en la memoria. Si quieres emoción a la hora de aprender, Alive & Speaking es la escuela de idiomas que estás buscando. ¡Únete a nuestra gran familia y vive experiencias inolvidables que quedarán marcadas en tu mente y en tu corazón para siempre! 

¡Llámanos al 930 26 88 62 o 693 770 819 y estaremos encantados de ayudarte con tu inglés!

Apúntate a nuestra newsletter

conversación

LinkedIn
Facebook
Twitter
930 268 862